Trabajadores - Que sucede en caso de | MC MUTUAL

TRABAJADORES

PROTEGEMOS A LOS
TRABAJADORES,
CUIDAMOS DE SU SALUD
Y AYUDAMOS A PREVENIR
POSIBLES RIESGOS

Tu perfil > Trabajadores > Qué sucede en caso de

Qué sucede en caso de

CONTINGENCIA PROFESIONAL O COMÚN

PRESTACIÓN POR RIESGO DURANTE EL EMBARAZO O LA LACTANCIA NATURAL

Si estás embarazada y consideras que en el desarrollo de tu trabajo existe un riesgo para tu salud o la del feto, tienes derecho a un cambio de puesto si en la empresa existen condiciones para ello. En caso contrario y previa suspensión del contrato de trabajo, puedes acceder a un subsidio por riesgo durante el embarazo que gestionaremos y abonaremos desde MC MUTUAL.

Con esta prestación queremos colaborar en la mejora de la integración de la mujer en el ámbito laboral y en la conciliación de la vida laboral y familiar.

Consulte los siguientes folletos para un mayor detalle de cada una de las prestaciones:

Para acceder a los documentos de solicitud de la prestación haz click aquí.

CUIDADO DE MENORES CON CÁNCER O ENFERMEDADES GRAVES

Te cubrimos la prestación para el cuidado directo, continuado y permanente del menor a tu cargo en caso de que éste padezca cáncer u otra enfermedad grave que implique un ingreso hospitalario de larga duración o la continuación del tratamiento médico en el domicilio tras el diagnóstico y hospitalización.

Podrán tener derecho a la prestación los progenitores, adoptantes, acogedores o tutores que reduzcan, como mínimo, un 50% la duración de su jornada de trabajo para cuidar del menor a su cargo (el procentaje de reducción se calcula en base a una jornada a tiempo completo comparable de la misma empresa y centro de trabajo).

Solamente podrá ser beneficiario del subsidio uno de ambos progenitores, adoptantes, acogedores o tutores pudiendo alternarse entre progenitores, adoptantes, acogedores o tutores.

En el siguiente tríptico tienes un resumen de las características de esta prestación.

(Puedes consultar aquí el detalle de enfermedades que constan en la Ley así como su desarrollo completo)

Requisitos para obtener la prestación:
  • Ambos progenitores, adoptantes, acogedores o tutores deben trabajar y acreditar estar afiliados a la Seguridad Social y en situación de alta.
    • En los supuestos de familia monoparental, sólo se exigirá que esté en situación de alta el progenitor que convive con el menor y que es el único sustentador de la familia.
  • El trabajador beneficiario de la prestación debe tener cubierto un período mínimo de cotización a la fecha en que inicie la reducción de jornada:
    • Si tienes menos de 21 años no se te exigirá período mínimo.
    • Si tienes entre 21 y 25 años: 90 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores al momento de la solicitud o 180 días cotizados a lo largo de tu vida laboral.
    • Si tienes 26 años o más: 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores al momento de la solicitud o 360 días cotizados a lo largo de tu vida laboral.
  • Los trabajadores por cuenta propia deben acreditar estar al corriente de pago de las cotizaciones a la Seguridad Social. De no ser así, se procederá a invitar a la regularización de las cueotas pendientes en los plazos establecidos legalmente.
  • Se debe aportar una declaración de Servicio Público de Salud u órgano administrativo sanitario de la Comunidad Autónoma conforme se ha producido ingreso hospitalario, que el mismo debe ser de larga duración y que requiere tratamiento directo, continuo y permanente por parte de los progenitores, adoptantes o acogedores.
Causas de suspensión de la prestación:
  • Incapacidad temporal.
  • Maternidad/Paternidad.
  • Riesgo durante el embarazo/lactancia natural.
  • Cualquier causa de suspensión de la relación laboral (huelga, suspensión empleo y sueldo, excedencia...).
  • Alternancia de la prestación con el otro progenitor.
Causas de extinción de la prestación:
  • Por la reincorporación plena al trabajo o reanudación total de la ctividad laboral del beneficiario.
  • Por cese de la necesidad del cuidado directo, continuo y permanente del menor, previo informe del Servicio Público de Salud u órgano administrativo de la Comunidad Autónoma correspondiente.
  • Cuando el menor alcance la mayoría de edad (18 años).
  • Por cese en la actividad laboral de uno de los progenitores, adoptantes o acogedores.
  • Por fallecimiento del menor.
  • Por fallecimiento de la persona beneficiaria de la prestación.

Descárgate aquí los formularios a rellenar para solicitar la prestación.

EMPLEADOS DEL HOGAR

Si trabajas como empleado de hogar, debes saber que ahora también estás amparado por el Régimen General de la Seguridad Social. Esto supone una gran mejora para tus derechos que se equiparan al resto de trabajadores por cuenta ajena: dispondrás de un contrato de trabajo, prestaciones en caso de enfermedad y te protegeremos en caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

Los beneficios que obtendrás:
  • Dispondrás de un contrato laboral con detalle de las horas de trabajo semanales, salario y parte del salario en especie si es el caso, pactos de horas de presencia y retribución, de pernocta, etc. y constará el nº de cuenta de tu empleador, para domiciliar la cotización. 
  • En caso de baja por contingencias comunes, tu empleador paga desde el cuarto día hasta el octavo, a partir del noveno el pago corresponde a la Seguridad Social.  
  • En caso de baja por contingencias profesionales, percibirás la prestación a partir del día siguiente al de la baja médica, siendo MC MUTUAL el responsable del abono. 
  • Los titulares del hogar familiar se encargarán de presentar las solicitudes de afiliación, altas y bajas y las variaciones de datos. Si incumpliesen esta obligación podrás solicitar tu afiliación y/o alta en las administraciones de la Tesorería General de la Seguridad Social. 
  • Si trabajas para más de un empleador, cada uno de ellos deberá solicitar el alta, siendo ellos los responsables de abonar la cotización que corresponda en función de las horas mensuales trabajadas. 
  • Si estás contratado a través de una empresa, será la empresa quién se encargue de la cotización.

La prestación por desempleo no está incluida en el Régimen protector de empleados de hogar.

Para más información consulta nuestra publicación Servicio del hogar familiar

Toda la documentación para darte de alta en Formularios

Prevención de riesgos laborales para empleados del hogar

Los empleados de hogar pueden realizar actividades muy diversas (limpieza, cuidado de personas, manipulación de alimentos) y cada una de ellas tiene sus riesgos asociados. Para ayudarte a prevenir posibles accidentes o dolencias, hemos recopilado una serie de materiales divulgativos con consejos e indicaciones para que puedas desarrollar su trabajo de forma más segura:

Guía de buenas prácticas sobre prevención de riesgos laborales en las actividades de limpieza

Normativa etiquetado productos químicos

Recomendaciones ergonómicas en tareas de limpieza interior edificios

Escuela de espalda